Embajador de Estados Unidos participó en la homilía de este domingo celebrada en la catedral de Managua.

En su primera salida pública como embajador de Estados Unidos, Kevin Sullivan asistió este domingo a la misa en la Catedral Metropolitana de Managua, donde coincidió con el obispo auxiliar, monseñor Silvio José Báez, encargado de la homilía.

“Solo quiero decir que para Mariángeles (su esposa) y yo, fue un gran placer compartir la misa con esta comunidad de feligreses este domingo en la catedral”, dijo a los periodistas una vez finalizado el acto litúrgico. Su esposa, Mariángeles Quinto lo acompañó al encuentro religioso de este domingo.

Sullivan llegó al país el pasado miércoles, y el mismo día se dirigió al Ministerio de Relaciones Exteriores a presentar sus credenciales como embajador. “Contento de haber presentado mis credenciales ante el Gobierno de Nicaragua en mi primer día en el país. ¡A trabajar se ha dicho!”, tuiteó al día siguiente.

Monseñor Silvio José Báez fue recibido con aplausos este domingo en la misa, y dijo que la presencia del diplomático durante la homilía fue “una sorpresa agradable”. “Él es un hombre católico y hoy ha querido iniciar prácticamente su servicio diplomático participando en la eucaristía en catedral, y a todos nos agradó, y nos agarró por sorpresa su presencia. Me parece que fue un gesto personal, de él, como creyente de querer venir a la eucaristía de catedral, y a nosotros nos alegró mucho”, dijo Báez.

Durante su homilía, el obispo hizo alusión a la situación del país, los abusos y la injusticia que vive el pueblo nicaragüense desde el estallido de la crisis sociopolítica, que ayer cumplió siete meses. “Queremos a nuestro pueblo, estaremos siempre en medio de la gente, sirviéndoles en el anuncio de la palabra de Dios. Me he sentido muy feliz, siempre en medio de mi pueblo”, comentó el prelado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

Pin It on Pinterest