Universidades privadas registran masiva deserción de estudiantes.

La inseguridad, el desempleo y el exilio de miles de nicaragüenses generado por la represión del gobierno de Daniel Ortega, han provocado que el cincuenta por ciento de los estudiantes de las 14 universidades del Consejo Superior de Universidades Privadas (Cosup) hayan desertado del año lectivo, según informó el presidente de este gremio, Adán Bermúdez.

De acuerdo con Bermúdez, la matrícula para este año en las universidades del Cosup era de veinte mil estudiantes y a la crisis sociopolítica del país, diez mil jóvenes han abandonado las aulas de clases. El académico explicó que muchos de los estudiantes tienen temor de salir a la calle, otros han tenido que exiliarse y otros se retiraron porque sus padres han quedado desempleados.

En Nicaragua “estamos en una situación en que hay que priorizar la comida, la salud y la educación queda relegada a un tercer término; entonces, (el desempleo) es un elemento que también ha afectado la asistencia de los estudiantes…esto ha obligado a las universidades a tomar medidas, reducir docentes, reducir gastos de (energía), agua, gastos variables, para poder ajustarse a la nueva cantidad de estudiantes”, expresó Bermúdez.

La rectora de la Universidad de Ciencias Comerciales, Ivania Toruño, manifestó que la crisis sociopolítica que atraviesa el país está golpeando a todos los sectores y en el caso particular de la UCC han perdido el 55 por ciento de la matrícula y de cinco mil alumnos inscritos este año, solo 2,200 están recibiendo clases a través de diferentes plataformas y modalidades de estudio.

“Todos hemos salido afectados y lo que más deseamos los nicaragüenses es poder volver a la normalidad, pero después de haber ocurrido todo lo que pasó en el país es imposible volver a la normalidad, muchos estudiantes ya no regresarán porque sus padres perdieron su empleo, otros han tenido que irse fuera del país y esas situaciones dejan un vacío en la universidad, una matrícula de alguien que desertó y que nosotros ya contábamos con ese estudiante”, destacó Toruño.

De igual forma, un par de estudiantes de la Universidad de Managua a quienes protegeremos su identidad ante posibles represalias, expusieron que desde que regresaron a las aulas el pasado 8 de septiembre los grupos de clases están integrados por unos diez estudiantes, cuando antes que comenzara la crisis había hasta cincuenta alumnos en cada salón de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + trece =

Pin It on Pinterest