Violencia en Costa Rica causa alarma.

La ola de violencia que se vive en Costa Rica, vinculada especialmente a enfrentamientos entre grupos narcotraficantes, rompió en 2017 nuevamente el récord anual de homicidios, lo que ha generado alarma entre las autoridades.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó que hasta el 18 de diciembre se han registrado un total de 582 homicidios, 25 más que el total registrado en todo 2016, que fue el año con mayor cantidad de estos crímenes en la historia del país.

Esta escalada de violencia está vinculada, entre otras cosas, a enfrentamientos entre grupos criminales y narcotraficantes que operan en el centro de San José, en particular en los barrios pobres del sur, y que generan violencia, muerte y asesinatos constantes.

Ese mercado de drogas, tan apetecido por las bandas criminales, provoca la formación de agrupaciones o pequeñas redes que necesitan mantener el monopolio en zonas determinadas, para lo cual matan a sus contrarios o incurren en hechos violentos para disciplinar a sus integrantes.

El director del OIJ, Walter Espinoza, explicó en conferencia de prensa que la forma en que estos grupos extienden su territorio de acción es por medio de la amenaza, el ataque, la agresión y el homicidio, lo que incrementa los niveles de violencia en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 − uno =

Pin It on Pinterest