Toman medidas para proteger a alumnos de la Escuela Enrique Tierno Galván.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
El polvo, el ruido y cierta incomodidad se ha combinado con el desarrollo escolar de la Escuela Enrique Tierno Galván, donde en sus alrededores todavía se ejecutan obras de perforación para el manejo de aguas negras en la ciudad; su directora, profesora Josefa Tijerino, afirma que han redoblado medidas de seguridad.

Comenta que los padres están realizando el doble de esfuerzo porque llegan a dejar y a traer a los estudiantes de preescolar o primaria, eso les ayuda mucho para evitar que se expongan al peligro generado por las zanjas o maquinarias funcionando, además los docentes tienen la orden de no dejarlos salir si el tráfico está saturado.

“Gracias a Dios no hemos perdido ningún día de clases por las obras, ni se han registrado inconvenientes; no sabemos hasta cuando se retomará el estado habitual de las calles y por eso, incluso estamos siendo cuidadosos con la higiene, las mamás traen bien tapada la merienda escolar y los niños comen en la parte de atrás del centro”, repuso Tijerino.

La directora del “Tierno Galván”, aprovechó la entrevista para presumir orgullosa los resultados del primer corte evaluativo del 2019, explicando de forma general que superaron el 90% en rendimiento escolar y el segundo proceso evaluativo arrancó con pie derecho.

“El reforzamiento, atención individualizada y un sin número de metodologías este año orientadas, es lo que hasta el momento nos permite augurar un buen 2019, también gracias a eso mantenemos a los niños dentro del sistema educativo, un reto que asumimos todos los años”, añadió la profesora Josefa Tijerino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest