Consagrado el cuarto obispo de la Diócesis de Juigalpa.

Radio Centro 870AM.
Después de la llegada de monseñor Marcial Humberto Guzmán Saballos, al Palacio Episcopal, junto a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, se trasladaron a la catedral para iniciar la consagración del nuevo jerarca católico.

La presentación del electo obispo de la Diócesis de Juigalpa, la hizo monseñor Alfonso Alvarado Lugo, con quien trabajó muchos años en el Santuario de Jesús del Rescate y además, dirige uno de los programas radiales católicos más antiguo en Nicaragua.

Luego el cardenal Leopoldo José inició el tradicional ritual de consagración y a petición de monseñor Marcial, participaron los obispos Sócrates René Sándigo y Jorge Solórzano Pérez, enseguida se desarrolló la ceremonia que finalizó con la entrega de un libro del evangelio, el anillo, la mitra y el báculo.

El príncipe de la iglesia católica en Nicaragua, concluida la ceremonia condujo al nuevo obispo a su silla de donde dirigirá a la Diócesis y posterior, los sacerdotes que estarán a su cargo llegaron a jurar su obediencia y lealtad al pastor de Chontales y Rio San Juan, asumiendo de esa manera su episcopado.

Al tomar la palabra, el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, destacó el trabajo desarrollado como administrador de la Diócesis de Juigalpa, de monseñor Paul Antonio Oporta Rodríguez, quien supo dirigir esta porción del pueblo de Dios durante el tiempo que estuvo vacante.

Aclaró el arzobispo de Managua, que ser llamado al sacerdocio ministerial no es parte de méritos o esfuerzos propios, ni tampoco páginas innumerables de firmas para que se ordene presbítero o solicitarle al Papa Francisco que a alguien nombre obispo. “Todo es gracias, todo es un don exclusivo de parte de Dios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest