Evoluciona conflicto con pandillas en El Salvador.

El Salvador registró en 2017 una sensible baja en los asesinatos, pero la violencia entre agentes estatales y pandilleros ha evolucionado al grado de llevar al país a un conflicto armado de “baja intensidad”, de acuerdo con el ministro de la Defensa, David Munguía Payés.

Esta es la primera vez que un alto funcionario admite esta situación y reconoce el poder armado de las pandillas para enfrentar a los cuerpos de seguridad, pese a que el Ejecutivo de Salvador Sánchez Cerén, se embarcó en abril de 2016 en una “guerra” contra estas estructuras con las medidas “extraordinarias” de seguridad.

“El actuar de la criminalidad ha sobrepasado la raya del área seguridad pública y estamos entrando en otro tipo de conflicto que nosotros llamamos de baja intensidad”, señaló Munguía Payés en conferencia de prensa a inicios de febrero.

El ministro, partidario de liberar al Ejército en las calles para combatir la problemática de la inseguridad, sostuvo que El Salvador enfrenta situaciones de seguridad que “no son ordinarias”, porque policías y soldados registran a diario enfrentamientos con las estructuras criminales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Pin It on Pinterest