Por proliferación de maras en colegios maestros piden auxilio.

El ministro de Educación de Honduras, Marcial Solís, informó ayer que iniciará una investigación a fondo en los centros educativos, para conocer la posible vinculación de personal docente con maras que operan en los centros educativos.

Lo anterior, en razón a las denuncias que indican que algunos profesores, directores de colegios y propietarios de cafeterías tienen conexión con estudiantes que integran pandillas, que cobran extorsión y se dedican a otras actividades delictivas en establecimientos de mayor conflictividad social del país.

“Lo que estamos recomendando y pensando hacer son investigaciones con un poquito más de profundidad en centros educativos”, señaló Solís, para agregar que “hemos escuchado de centros educativos grandes, que incluso se está cobrando impuesto de guerra, pero no puedo aseverar porque no lo puedo demostrar”.

Indicó que “son temas que hay que tomar control y cuando hablamos de estrategias de seguridad que se puede llegar a un colegio con poco. De repente, con mejorar la iluminación y simplemente coordinar que el transporte esté disponible en el momento que los jóvenes salen de los centros educativos”.

El funcionario consideró que “está bastante claro que en aquellos lugares de zonas calientes donde ya la incidencia del delito está presente de una manera fuerte en los centros educativos, será necesario establecer otro tipo de medidas de intervención”.

Solís aseguró que sobre ese tipo de problemas delictivos que ocurre en los establecimientos de enseñanza, solo ha sido informado de manera informal y no puede garantizar que el fenómeno exista en todos los centros del territorio nacional. “Solamente sabemos que existe y lo vamos a comenzar a investigar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 1 =

Pin It on Pinterest