Sacerdotes de la Diócesis de Juigalpa junto a laicos oraron por las vocaciones.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Hace unos días en las distintas parroquias de la Diócesis de Juigalpa se desarrolló una jornada de oración por las vocaciones, en las que seminaristas se encargaron de compartir con laicos sus vivencias en el seminario y la importancia de discernir el llamado de Dios que nos hace a todos.

El año formativo en el Seminario Interdiocesano de Filosofía, con sede en Juigalpa, se ha desarrollado de forma exitosa según el sacerdote Nelson Javier Gonzales, encargado de la Pastoral Vocacional a nivel diocesano, prefecto de disciplina y administrador; él además menciona que debería de ser una responsabilidad de los fieles orar por los jóvenes para que encuentren su camino.

Según explica el religioso, jóvenes de distintos puntos de la Diócesis, reciben ahí la primera etapa de la formación que los encamina a la vida sacerdotal, han visto que las vocaciones están incrementando, pero también así están creciendo la necesidad de nuevas parroquias y para ello se requiere relevos.

Dijo que son 9 años de formación y en ese proceso clarifican la decisión; resaltando que ciertamente en la mano de todos está que no le hagan falta pastores a la iglesia. «Pero la vocación no solo está dirigida a un solo sector (los hombres), tampoco solo para el sacerdocio, ciertamente la vida consagrada, el matrimonio, el trabajar desde un ministerio siendo solteros también es un llamado”, insistió.

“Los jóvenes llegan a una etapa en la que no saben qué rumbo tomar, a muchos les cuesta visualizar su vocación y no hay porqué temer, lo primero es orar y con paciencia escuchar la voz de Dios, puede que alguien no se sienta llamado a una vida en el sacerdocio, pero si tiene el don del canto que puede colocar al servicio de Dios”, explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest