Pocos dueños de vehículos han cumplido con las emisiones de gas y el chequeo mecánico.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Mínimo es el número de vehículos que ya portan su inspección mecánica y la emisión de gas establecida en la ley 431. Sin embargo, Pedro Rafael Urbina Blandón, propietario del Taller donde se hace este tipo de trabajo, calificó de muy baja la demanda de ese servicio, pero su incremento podría registrarse en la primera semana de enero del próximo año, cuando los agentes de tránsito inicien a solicitar esos requisitos.

Le corresponde a las autoridades del MTI implementarles el chequeo mecánico a las unidades de transporte colectivo, mientras las municipalidades en sus talleres les practican esas pruebas a las rutas urbanas y taxis, de igual manera, los oficiales de tránsito le realizan la inspección a los bus autorizados para el traslado de estudiantes.

Urbina Blandón aceptó, la inconformidad de algunos dueños de vehículos en buen estado y nuevos de no pasar la prueba, principalmente la emisión de gas. Ese problema lo presentan principalmente los automotores de gasolina, registrando deficiencia en los sensores de oxígeno e incide, negativamente en el encendido.

“A veces el dueño del vehículo no se da cuenta de la falla de su auto. Cuando (nosotros) les detectamos el problema la primera recomendación, es que deben escanear su carro y comprueben si (todos) los sensores andan bien. Ya corregida la falla la máquina no los va a rechazar y pasarán la inspección con el porcentaje requerido”, explicó don Pedro Rafael.

De acuerdo a la ley de tránsito, la emisión de gas debe practicársele a un vehículo anual y por lo general, siempre la vigencia de la calcomanía se les vence a la mayoría en diciembre, pero por ser un mes cargado de festividades los propietarios dejan ese trámite para la primera quincena de enero.

Las pruebas tienen como finalidad, garantizar la circulación de vehículos en excelentes condiciones mecánicas y menos contaminantes con las emisiones de gas. Asimismo, es una acción de la campaña que desarrolla la Policía Nacional para prevenir la accidentalidad y su peligrosidad. Por eso, en los primeros meses del año los uniformados exigen esos requisitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − dos =

Pin It on Pinterest