Miembros de Cáritas listos para desarrollar la semana de la caridad.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
“Andá y hacé lo mismo”, es la cita bíblica que Cáritas está usando como lema para la Semana de la Caridad, un evento ya institucionalizado en la iglesia con el fin de hacer hincapié en la necesidad de ayudar al prójimo, que en reiteradas ocasiones se ha traducido en las personas cercanas con carencias espirituales y materiales.

En referencia a la Diócesis de Juigalpa, Juana Bertha Duarte, coordinadora de la Pastoral Social, menciona que este periodo de colecta inició el 18 y oficialmente terminará el 25 de agosto, sin embargo lo extenderán durante todo el mes. Han distribuido buen número de alcancías y cada parroquia ha creado dinámicas distintas para involucrar a la población.

Duarte detalla que al igual que el año pasado, no realizarán el popular hablatón con el que por medio de presentaciones culturales, atraían a los transeúntes para hacer sus donaciones, tampoco se han establecido metas pues son conscientes de la difícil situación económica en el país, no obstante están esperanzados en la buena consciencia de la ciudadanía.

“Por medio de la oficina nacional de Cáritas, también se están desarrollando catequesis en algunas pastorales de la Diócesis para seguir despertando la consciencia social, como dicen: nadie es tan pobre que no tenga que dar, ni tan rico que no tenga qué recibir; acá por ejemplo en Juigalpa, diario estamos recibiendo solicitudes de medicamentos y solo podemos responder gracias a la ayuda de todos”, dijo.

Detalla que el 40% de la colecta se destina a Cáritas Parroquiales, 40% a la oficina Diocesana y 20% restante se envía a Cáritas de Nicaragua; advierte que no suelen dar ayuda en efectivo, sino bienes: medicina y pampers (pañales desechables), leche en polvo distribuida en infantes con desnutrición o pacientes diagnosticados con algún tipo de cáncer terminal.

“Si alguna persona de buen corazón determina que en lugar de dar dinero quiere donar víveres, con mucho gusto los recibimos, en el programa de asistencia social, solo acá en Juigalpa, atendemos a unos 30 ancianitos en situación de abandono que periódicamente requieren productos alimenticios y ropa; entonces unámonos a esta causa y hagamos palpable el gran mandamiento de Dios: el amor”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 8 =

Pin It on Pinterest