Comerciantes del Mercado Central de Juigalpa y transportistas ya tienen su plan.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
El alcantarillado sanitario en Juigalpa ya es una realidad y aunque los críticos afirma que es una obra de suma importancia para la salud pública, lamentablemente las obras de perforación representan un “dolor de cabeza”; ese es el caso de los comerciantes del Mercado Central, quienes coinciden en que deben ahondar esfuerzos para perjudicarlos lo menos posible.

Hace unos días el tema le fue planteado a la intendencia de ese centro de compras, de ahí surgió la posibilidad de sugerir la ubicación de toldos al costado de la Biblioteca Municipal (a manera de feria), para que los comerciantes expusieran su mercadería mientras se realicen los trabajos de perforación enfrente a la bahía, sin embargo varios creen que es mejor cerrar sus tramos.

Miguel Ríos, dueño de un tramo en el sector de ropa y calzado, opina que las ferias han sido de gran importancia, de hecho tienen planeada una en los próximos días de productos escolares, está consciente de la importancia del proyecto sin embargo, ve inadecuado moverse diario a un toldo donde quedarán igual de expuestos al polvo, sol y viento, asegurando que prefiere no moverse de su tramo y abrirlo cada vez que pueda.

En la intendencia también se conoció que se impactará directamente la actividad económica de más de 70 comerciantes, por eso doña Ángela Ríos, cree que el nivel de afectación dependerá de la agilidad con que trabajen. “Lo primero es que nos avisen con tiempo, porque también suspenden el servicio de agua, luego que traten de realizar las obras lo más rápido posible porque un día de trabajo perdido representa retraso en el pago de los impuestos y nosotros diario tenemos que llevar comida a nuestros hogares”, alegó.

Más de 20 buses intermunicipales también se verán afectados, por eso Javier Rodríguez Díaz, chofer de una de las unidades que viaja de Juigalpa a Santo Tomás, cree que lo correcto será dejar de último esa zona del mercado y le parece acertada, la idea de ubicarlos frente a las oficinas de la delegación departamental del Mined.

Las obras no han pasado en las calles cercanas al mercado, sin embargo contó que ya han enfrentado a dificultades porque no colocan la señalización de forma inmediata, “a veces no nos queda más opciones que ir contra la vía y la policía no perdona, además eso nos retrasa y el MTI nos monitorea”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =

Pin It on Pinterest