Evangélicos siguen llevando a las familias el mensaje de salvación.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
La oración siempre ha sido en antídoto para las situaciones difíciles, así lo dijo el pastor Manuel Romero, al referir que siguen en la búsqueda por llevar el mensaje de salvación a los distintos sectores sociales y desde su iglesia, orienta a los fieles a no perder la fe.

Afirma que desde enero iniciaron con pequeñas jornadas de evangelización y restructuración, más actividades individualizadas dirigidas a mejorar la situación de la familia, luego pasaron a jornadas intensas de alabanzas y ahora en la oración, no solo por las enfermedades que acechan a la humanidad, también por la salud espiritual.

“Siempre seguimos centrándonos en la familia, cada actividad proponemos que sea en familia, pues es desde ese núcleo donde se dan las primeras muestras de fe, ahí se fomentan los primeros valores y gracias a ese núcleo el resto de sectores macha mejor”, explica el reverendo Manuel Romero.

En referencia al resto del plan, anunció que también fortalecerán el trabajo con iglesias de otros municipios como un tema de coordinaciones, esa es una las visiones organizativas: unir esfuerzos a favor de Dios.

“La Biblia dice que “la oración fervorosa del justo tiene mucho poder”, lo cual es, precisamente, lo que queremos en tiempos de crisis. Si cumplimos con las condiciones de Dios, podemos tener la confianza de que Él no solamente escuchará lo que nos preocupa, sino que también actuará conforme a sus planes”, dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest