En Nicaragua se desaprovecha la basura.

De las 1,120 toneladas de desechos orgánicos que produce diariamente Managua, solo 44.8 toneladas se reciclan, el resto va al relleno sanitario o queda esparcida en calles y cauces de la ciudad. Eso representa apenas el 4% del total de desechos orgánicos generados en la capital.

El desaprovechamiento de la materia orgánica implica no solo una amenaza para la salud del medio ambiente a causa de la contaminación, sino también la pérdida de mucho dinero. David Narváez, presidente de la Red de Emprendedores Nicaragüenses del Reciclaje (Rednica), explicó que cada día Managua produce un total de 1,600 toneladas de basura: 70% orgánica y 30% inorgánica, y a esta última tampoco se le saca provecho, ya que solo el 7% de ella es reutilizada.

“Nos referimos a desechos de alimentos comidas, estiércol de animales, malezas, rastrojos de cosechas, residuos de mataderos que no estamos recuperando”, manifestó Narváez y luego apuntó, que los desechos orgánicos podrían ser una gran oportunidad económica, a través de la generación de biogás y fertilizantes, tal como ocurre en varios países, incluso de la región, como El Salvador, donde están exportando abono orgánico de primera calidad.

El biogás es un biocombustible gaseoso obtenido mediante la descomposición de residuos orgánicos por microorganismos a través de la vía anaeróbica. Este podría utilizarse como combustible doméstico en el uso de cocinas y como generador de energía eléctrica.

Sin embargo, Roberto González, director ejecutivo de la Compañía Centroamericana S.A. de Biogás (CCA Biogás), indicó que el mercado de biogás en Nicaragua no ha recibido la atención que merece por parte de los sectores públicos y privados, pese al elevado impacto en el desarrollo económico y la seguridad alimentaria en Centroamérica y otras partes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + diez =

Pin It on Pinterest