ACNUR alarmado por aumento de desplazados centroamericanos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) resaltó el martes el aumento del número de personas que huyen de la violencia y la persecución en el Norte de Centroamérica y pidió a la comunidad internacional que les brinde protección y ayuda.

La portavoz de ACNUR, Aikaterini Kitidi, indicó que a finales de 2017, en todo el mundo se habían registrado a más de 294.000 personas solicitantes de asilo y refugiadas procedentes del Norte de Centroamérica, un 58% más que en el año anterior y dieciséis veces más que a finales de 2011.

“Las personas están realizando estos viajes por desesperación”, subrayó Kitidi. El triángulo norte de Centroamérica abarca Guatemala, El Salvador y Honduras, países en los que prevalecen altos índices de violencia y la presencia de pandillas criminales.

Según Kitidi, la gran mayoría de quienes huyen buscan protección en Belice, México y en Estados Unidos, o (y de manera creciente) en Costa Rica y Panamá. “Muchas son personas vulnerables como mujeres o niños no acompañados o separados de sus familias”.

Las solicitudes para obtener la condición de refugiado de personas de esta región también se están incrementando en el resto del mundo. Entre 2011 y 2017 se presentaron 350.000 solicitudes en todo el mundo, de las cuales, cerca de 130.500 son de 2017.

La portavoz dijo que ACNUR está trabajando con gobiernos y socios de la sociedad civil para establecer un Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS) para que los desplazados forzosos pueden tener acceso a mejores condiciones de acogida y cobijo, procedimientos de asilo más eficaces y eficientes, así como a mejores soluciones tales como garantías de acceso a programas de asistencia social y al mercado laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 3 =

Pin It on Pinterest