Cuba aprueba texto final de su nueva Constitución y se prepara para referendo.

En una votación unánime, el Parlamento cubano aprobó el borrador final de la nueva Constitución de la isla, que se prepara ahora para el referendo popular del próximo 24 de febrero, en medio de la polémica levantada en redes sociales por detractores del nuevo texto.

Los 583 diputados reunidos en el segundo y último pleno del año de la Asamblea Nacional respaldaron, uno a uno, el texto que debe sustituir la Carta Magna vigente (1976) y que mantiene al gobernante Partido Comunista (PCC, único) como “fuerza dirigente superior de la sociedad” y el comunismo como aspiración.

“La Ley fundamental que acabamos de aprobar reafirma el rumbo socialista de la Revolución” y garantiza “una mayor inclusión, justicia e igualdad social”, aseguró el presidente cubano Miguel Díaz-Canel. En su primer resumen del año ante el Parlamento desde que llegara al poder en abril pasado, Díaz-Canel recordó el proceso de consulta popular en el que participaron casi nueve millones de cubanos y que incluyó por primera vez a los emigrados.

Tanto el primer borrador del proyecto como el aprobado tras incorporar algunas de las propuestas de la ciudadanía fueron elaborados por una comisión liderada por el expresidente y primer secretario del PCC, Raúl Castro. En esencia, la nueva Constitución no modifica el sistema político de la isla pero sí busca plasmar la controlada apertura económica y las reformas impulsadas durante los dos mandatos del general Castro (2008-2018) en un intento por fortalecer la debilitada economía del país.

El primer presidente del poscastrismo en Cuba, por su parte, insistió en que este proceso es muestra “del empoderamiento del pueblo en el Gobierno de la nación”. Díaz-Canel llamó a los cubanos a dar el “Sí a la Revolución” en el referendo constitucional del próximo 24 de febrero, en el que los cubanos deberán responder a la pregunta de “¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?”, adelantó el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo.

El pleno puso fin a casi una semana de debates en el Parlamento cubano, a los que no tuvo acceso la prensa extranjera y que fueron trasmitidos con un diferido de más de dos horas por la televisión estatal. Los parlamentarios se centraron principalmente en los artículos más discutidos del proyecto constitucional, cuyo primer borrador fue modificado en un 60 % tras la consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − nueve =

Pin It on Pinterest