Obispo emérito destaca los cambios que ha tenido Juigalpa.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
El obispo emérito de la Diócesis de Juigalpa, monseñor Bernardo Hombach, destacó el cambio de (nuestra) ciudad y su crecimiento en todos los sentidos, pero además, abogó por las nuevas autoridades municipales para que sigan promoviendo el progreso a nivel urbano y rural.

“Aquella Juigalpa que (yo) encontré en 1987 ha cambiado enormemente. Hoy en día Juigalpa es una ciudad donde hay vida y se ven que las cosas caminan. Por eso, es importante que hayan buenas administraciones para que el desarrollo no se detenga”, dijo el religioso de origen alemán.

Monseñor Hombach, participó en la toma de posesión del nuevo Gobierno Municipal el cual preside el profesor Erwing de Castilla Urbina, a quien no ve como un político, sino como un amigo y en su primer mandato, gestionaron muchos proyectos de gran beneficio para la población de Juigalpa.

Cuando monseñor Bernardo Hombach estuvo al frente de la Diócesis de Juigalpa, ejecutó obras de impacto no sólo para la feligresía de Juigalpa, sino también, de Chontales y Rio San Juan. De igual manera desarrolló programas productivos en las comunidades más pobres de estos departamentos.

Monseñor Bernardo Hombach, fue trasladado a Granada y en su lugar fue nombrado como nuevo titular de la Diócesis de Juigalpa, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, quien antes de ser ordenado obispo atendía la parroquia de San Jorge Rivas.

No escondió su disposición monseñor Hombach, de apoyar al Alcalde de Juigalpa, profesor Erwing de Castilla Urbina en su administración, para gestionar en diferentes instancias proyectos que vengan a abonar el progreso de la cabecera departamental de Chontales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =

Pin It on Pinterest