Alta facturación de energía eléctrica sigue robándole la tranquilidad a los abonados de este servicio.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque son muchos los logros que se han conseguido en favor de los consumidores en los primeros meses del 2019, las altas facturaciones continúan siendo la pesadilla de las familias chontaleñas y en esta temporada, de varios pequeños empresarios que buscan atraer veraneantes.

Como en entrevistas anteriores el encargado del Indec en Chontales, Erwing Izabá, argumenta que aunque buscar una solución es un proceso difícil, en este año los usuarios deben velar por sus derechos. “La empresa está obligada a cumplir con un reglamento, así como el consumidor debe pagar por el servicio (en los momentos establecidos)”, repitió.

“Como los medidores los ubican a largas distancias de la casa, de repente te quedas sin energía y piensas que es un apagón cuando en realidad han suspendido el servicio; esto es grave para dueño de pequeños negocios, además de tener deudas con la empresa deben suspender atenciones porque sin energía eléctrica ninguna empresa funciona”, resaltó.

En medio de sus recomendaciones Izabá también dice no estar de acuerdo con el subsidio por 150 kilo watt hora, pues lo considera muy poco y lo usan como “mampara”. Posterior alertó a las personas que tengan aparatos que consuman mucha energía (como las refrigeradoras), desconectarlas durante la noche, así equilibran el consumo de energía para otros electrodomésticos.

El responsable del Indec también mencionó que este año están viendo mayor apertura de Enacal, pues varios casos de dueños de negocios, que se quejaron por las altas facturaciones, han recibido respuesta positiva gracias a los ánimos de los funcionarios; “si así nos dejaran acercar a otras estancias estoy segura que los consumidores tendríamos menos problemas”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =

Pin It on Pinterest