Frutas de la temporada podrían ser afectadas por la inestabilidad del clima.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Amenazas en la cosecha de frutas de la temporada por la variación del clima y mínima inestabilidad en los productos alimenticios más cotizados por las familias de la ciudad, son los aspectos relevantes que destacó Luis Galeano, distribuidor de verduras y frutas en las cercanías del Mercado Central de Juigalpa.

“A pesar de que las familias a penas se están recuperando de los gastos que les generó el inicio del año escolar, las ventas han estado buenas, la población no deja de comprar sobre todo a inicios de semana. Es importante resaltar que lo más notable es que a causa de las lloviznas, los mangos y jocotes se están llenando de polillas, además los vientos también amenazan con perjudicar dichos frutos”, informó Galeano.

Por el momento los mangos y jocotes se están ofreciendo a precios favorables, no sucede lo mismo con la cebolla y tomate que han incrementado de 2 a 3 córdobas por libra (14 y 12 respectivamente, dependiendo de la calidad). Detalla además que los plátanos se ofrecen a 6 córdobas, estos podría ir en incremento en el transcurso del verano.

Añade que la libra de papa se cotiza en 12, la zanahoria entre 12 y 13 córdobas, el chayote (que ha alcanzado el precio más bajo de la temporada) se vende hasta en 4 córdobas, mientras la cebolla la encuentran en 15 córdobas la libra, el repollo entre 35 y 40 dependiendo del tamaño.

“En temporada de verano los perecederos son más inestables que en otros periodos, todo depende del clima en las zonas en las que se cultiva y si los productores usan sistemas de riego, el costo se puede incrementar; intentemos ser positivos y esperar que el bolsillo de los consumidores no sufra consecuencias”, apuntó el comerciante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =

Pin It on Pinterest