Museo arqueológico víctima del Alcantarillado Sanitario.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Entre avances y estancamientos se encuentra el Museo Arqueológico Gregorio Aguilar Barea, quien como el resto de la población se enfrenta a los efectos secundarios del importante Proyecto de Alcantarillado Sanitario; según la administradora del sitio, licenciada Martha Villanueva, se ha reducido la afluencia de visitantes ahuyentados por el polvo y el trabajo de maquinarias.

“No hemos suspendido la atención en el Museo, al contrario, no podríamos dejar solo el lugar porque estamos pendientes, con las vibraciones que producen las maquinarias mientras perforan las calles, algunas piezas del área de objetos podrían moverse y dañarse; a veces cerramos las puertas por seguridad, pero estamos dispuestos a recibir a quienes quieran empaparse de historia y cultura”, declaró Villanueva.

Luego de mencionar que la magnitud del proyecto vale los inconvenientes, dijo emocionada que al menos 3 de las 5 Tour Operadoras nacionales, encargadas de promocionar el Museo Arqueológico a nivel Internacional, volvieron a establecer coordinaciones y en lo que va de febrero, ya han recibido 3 visitas de extranjeros, unos 45 en total.

“Claro, comparado con el mismo periodo del año pasado, la cifra anda muy debajo de lo normal, en 2018 recibíamos dos visitas semanales (unos 200 turistas europeos al mes), sin embargo, estamos contentos que poco a poco vayamos recuperándonos”, añadió Villanueva al agregar, que también esperan fortalecer lazos con el Ministerio de Educación por medio de las excursiones de los estudiantes al Museo.

“En marzo estamos esperando a grupos de Centros de Desarrollo Infantil y preescolares, febrero por naturaleza es bajo en cuanto a turistas locales porque la comunidad estudiantil se está reincorporando al año lectivo”, opinó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 14 =

Pin It on Pinterest