Dirección de la Escuela Especial celebra el buen desarrollo del año escolar 2019.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Con el mismo entusiasmo con el que iniciaron el año escolar en febrero, se encuentra la dirección y docentes de la Escuela Especial de Juigalpa, donde una buena cantidad de niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad reciben formación básica o participan de talleres diseñados para desarrollar sus habilidades.

La encargada de dirigir dicho centro es la profesora Ligia Salazar, explica que el acercamiento ha sido significativo, además la Carta Magna nicaragüense promueve y respalda la educación desde antaño, pero el desconocimiento de la Ley, y a veces, la minimización de la importancia del desarrollo cognitivo en nuestra sociedad, han propiciado que los ciudadanos no gocen sus privilegios a plenitud.

“Hasta la fecha hemos avanzado, ya no se habla de ellos, aquellos, esos, sino de todos. Por eso inclusión es participación, es derecho humano, todos tenemos un cerebro único, condiciones de vida únicas y eso significa que varían las formas y ritmos de aprendizaje”, complementó Salazar, quien afirma seguir comprometida con la integración de infantes, adolescentes o jóvenes con discapacidad.

Esta funcionaria recordó que también tienen un programa que consiste en la atención temprana de infantes; el que está resultando satisfactorio para el progresivo desarrollo de los niños menores de 2 años, con ellos trabajan ciertas áreas que implica fortalecer el papel de los padres de familias: cómo tratarlos, los cuidados y sobre todo cómo irlos criando para que sea independientes.

Al finalizar su declaración, la directora de la Escuela Especial, también hizo referencia en el avance académico del año lectivo, que a diferencia de otros centros no se registra cualitativamente, pues cada uno tiene un ritmo distinto de aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest