Se realizó el encuentro de los santos, pero no se dio el tradicional Tope.

En vehículos fueron trasladadas las imágenes de Santiago, San Sebastián y la Virgen de Montserrat, para encontrarse con San Marcos Evangelista en las afuera de su templo, pero el tradicional Tope no se efectuó.

La decisión de sacar a las imágenes se tomó entre los curas de las iglesias de Diriamba, Jinotepe, San Marcos y La Concepción. San Sebastián no llevó capa, pero fue cubierto con un traje blanco, lleno de lentejuelas.

“Esa fue una decisión para demostrar que el pueblo de Carazo es unido. Los priostes de Santiago, con toda la voluntad trajeron a su patrono, asimismo lo hicieron los de San Sebastián y de La Virgen de Montserrat. Ahorita estamos demostrando que la unidad de los cuatro cabildos es más importante como la fe en nuestro Señor Jesucristo”, dijo William González, prioste mayor de la imagen de San Marcos.

Después de la celebración de la misa, los santos en compañía de la feligresía y promesantes hicieron un recorrido alrededor de la parroquia. En la actividad religiosa fue notoria la presencia de los agüizotes y de niños que al ritmo de chicheros bailaron la vaca culona.

La comida típica al parecer no dio abasto para los cientos de creyentes que asistieron a estas fiestas patronales. Perla Hurtado y su hijo Diego García, de cuatro años, le bailan siempre a San Marcos y lo hacen por devoción. El pequeño es quien lleva la vaca y su madre lo acompaña y baila al ritmo de los chicheros.

Perla Hurtado manifestó que seguirá con la tradición junto a su hijo, hasta que Dios se lo permita. Las imágenes visitantes regresaron ayer mismo a sus municipios. Y San Marcos retornó a su templo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Pin It on Pinterest