Pobladores del barrio 17 de julio demandan mejor atención de las autoridades.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
En calidad de habitante del barrio 17 de Julio, don Mario José Fernández nuevamente contó preocupado a Noticentro sobre las carencias de ese sector poblacional, la lista es encabezada por las dificultades de acceso que empeoran cada vez más con las lluvias.

Fernández, quien hace unos días era el líder de ese sector, manifestó que se ha formado un fango en la entrada, donde termina el adoquinado, como las rutas no hacen recorridos ahí, las personas deben cruzarse esa calle en mal estado para poder llegar a sus trabajos o los estudiantes a la escuela.

“Yo creo que las autoridades pueden hacer algo, es cierto que no podemos regular la cantidad de lluvia, pero lo cierto es que es demasiado el deterioro. El medio de transporte más común son las motocicletas y tampoco es seguro cruzar en ellas porque o se pegan en el fango, o no logran mantener el equilibrio y se resbalan”, argumentó el demandante.

Con respecto a la seguridad refirió que en el barrio solo una luminaria hay, requieren de alumbrado público, sin eso se sienten inseguros. Y aunque agentes de la Policía realizan rondas 3 o 4 veces a la semana, a veces se ubican sobre la vía grupos de jóvenes a consumir alcohol y a veces perpetran asaltos.

Otro aspecto que le preocupa es la acumulación de basura y maleza en terrenos baldíos, lo que podría propiciar incremento de enfermedades. “Es inconsciencia, aprovecho para hacerles el llamado a los dueños para que limpien e incluso a las autoridades correspondientes para que les exijan, vivimos como abandonados”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =

Pin It on Pinterest