Parroquia San Francisco de Asís iniciará el novenario de la purísima el miércoles 28 de noviembre.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Preparado, así dice estar Fray Fabián Mejía, uno de los encargados de la parroquia San Francisco de Asís, para iniciar el novenario a la Inmaculada Concepción de María el miércoles 28 de noviembre (un día antes que en el resto de la Diócesis); las actividades se realizarán en el mismo horario del año pasado y cada día se abordará una temática diferente.

Fray Fabián detalla que el primer día le llevarán serenata a la virgen a las 5 de la madrugada y a las 4: 30 de la tarde (diariamente), rezarán la novena y posterior la eucaristía, en los 8 restantes llevarán la imagen (por la mañana) a las zonas que conforman la parroquia, iniciando por el barrio Sandino número uno y finalizará el 6 de diciembre en barrio Virgen María 3.

“Esta fiesta popular es muy importante para nosotros y por tal razón hemos elegido ciertas temáticas entre ellas: Jesús cambia el agua en vino a petición de María, María Modelo de los que escuchan la Palabra de Dios, María Madre de la Iglesia y Reyna de Todo lo creado; iniciamos el 28 porque queda libre el 7, día de la gritería en el que organizamos altares y esperamos el recorrido de la imagen”, explicó.

Al preguntarle sobre el significado para los franciscanos de esta fiesta popular que data de aproximadamente hace 170 años, mencionó que es un evento especial, pues fueron frailes misioneros que desde el descubrimiento de las Américas propagaron esta devoción de la “Pura y sin Mancha”.

“El auge surge después de la reflexión filosófica-teológica de Fray Juan Duns Scoto, quien preparó la base para la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción y aunque algunos se oponían, con solo tres frases: Dios lo quiso, pudo y lo hizo, los miembros de la asamblea en la que se discutía la pureza de la Concepción de María, irrumpieron en aplausos”, recapituló Mejía.

“Más que el reconocimiento que hace unos 170 años se le dio a la Madre de Dios, lo hace especial la piedad popular, el cariño que la feligresía le muestra al gritar ¡Quién causa tanta alegría!. Yo creo que la mejor forma de vivir esta festividad es con alegría, esperanzados que el camino de la vida es mejor en compañía de su figura materna”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Pin It on Pinterest