Culminó el novenario del Divino Niño y el próximo domingo será la solemnidad.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Los fieles de la parroquia Divino Niño de Juigalpa, están de fiesta, pues en pocos días celebrarán y revivirán el amor que les transmite la infancia del hijo de Dios. El sacerdote, Enrique Molina Yacer, contó con entusiasmo que este año se desarrolló el novenario acompañado de la imagen de la Virgen de Cuapa.

Las actividades, de acuerdo el religioso, iniciaron con la bajada del Divino Niño el primer domingo de julio y ayer, concluyeron el rezo del novenario con una procesión en las comunidades que conforman la parroquia y luego celebraron una eucaristía.

“Cada domingo colocábamos en nuestras oraciones nuestras más íntimas necesidades, la unidad de las familias, de la iglesia y el bienestar de Nicaragua. Esta vez decidimos colocar a la par del Divino Niño, la imagen de la Virgen de Cuapa porque además de sentirla cercana, por aparecerse en Chontales, nos da la sensación de tener a una madre cerca e invita a la paz”, explicó el padre Enrique.

Posterior anunció que el sábado 1 de septiembre, tienen prevista una eucaristía a las 7 de la noche y seguido la acostumbrada vigilia, en ella participará el predicador Eduardo Romero. El domingo por la tarde, día central, la imagen del Divino Niño saldrá de la Catedral de Juigalpa hacia la parroquia donde se realizará una misa campal.

“Cada año la imagen del hijo de Dios aporta algo que nos ayuda a crecer junto a él, retomemos de ese niño la confianza: espera y cree en su papá. En la actualidad le creemos a todos menos a Dios; fiémonos del Dios todo poderoso y misericordioso”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − uno =

Pin It on Pinterest