Electo como administrador diocesano el padre Paul Oporta.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Después de pedirle dirección al espíritu santo, los sacerdotes consultores procedieron a realizar el encuentro en privado para elegir al administrador de la Diócesis de Juigalpa, presentando el canciller el padre Luis Zavala, los requisitos para los posibles postulantes.

Luego de algunos minutos, los clérigos procedieron a elegir como administrador diocesano al padre Paul Oporta, actual vicario de la parroquia Sangre de Cristo de Juigalpa y posterior, se trasladaron a Managua para informarle al nuncio la decisión tomada.

Es función del administrador diocesano, velar por el cuido de los bienes de la Diócesis, animar las diferentes pastorales, presidir las solemnidades, celebrar confirmas y otros sacramentos, hacer presencia en las reuniones de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, sin derecho al voto.

El padre Paul fue más de 7 años el vicario general de la Diócesis de Juigalpa y para algunos fieles, durante este tiempo logró alcanzar la experiencia necesaria y coordinó varias actividades con los sacerdotes de Chontales y Rio San Juan. En algunas ocasiones presidió solemnidades.

Se buscó la reacción del padre Paul Oporta, pero no respondió a nuestras llamadas telefónicas y un sacerdote que habló preservando su identidad, nos comunicó que los miembros del clero están en un retiro en Carazo y regresan a sus parroquias hasta el viernes 30 de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest