Fue expulsada de Nicaragua Ana Quiroz.

 

El Gobierno de Nicaragua expulsó este lunes a la feminista y defensora de derechos humanos Ana Quirós. Aunque no hubo una declaración oficial de las autoridades nicaragüenses, la canciller costarricense, Epsy Cambell, lo anunció por la noche en su cuenta oficial de Twitter. Luego fueron publicados audios de Quirós a su llegada a la frontera de Peñas Blancas.

La Dirección General de Migración y Extranjería advirtió a otras tres defensoras del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, que se abstuvieran de participar en actividades políticas por su condición de extranjeras residentes. Beatrice Uber, de Suiza y las hermanas Ana María y Ana de Jesús Ara Soberriba, de España, son las activistas citadas a Migración y Extranjería.

A las activistas de Matagalpa, les retiraron sus cédulas de residencia y les hicieron firmar un documento en el que se comprometen a no participar más en actividades políticas. De igual forma, les indicaron que deben presentarse cada 15 días, mientras realizan un nuevo trámite de solicitud de residencia.

“Nos hicieron firmar un documento, algo que nosotras ya sabíamos que no debíamos hacer, en el que nos comprometíamos a no participar en actividades políticas. Nos han retirado la cédula de residencia y tenemos que volver a empezar como si fuera la solicitud por primera vez. Nosotras, en los últimos 33 años que hemos vivido aquí, solo hemos hecho renovación”, explicó Ana María Ara Soberriba, al salir de Migración.

Juanita Jiménez, directora ejecutiva del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), explicó que Quirós tiene la nacionalidad nicaragüense, y el sábado pasado le notificaron que debía presentarse este lunes a Migración y Extranjería. En la citatoria no se especificaba los motivos, pero sí que debía estar a las 10 de la mañana.

Antes de acudir a la entrevista, la activista intentó presentar un recurso de revisión ante el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), en el Complejo Judicial Central de Managua, pero no logró pasar del portón principal. Posteriormente, se dirigió a un hotel de la capital donde, acompañada de otras activistas y abogados del Centro Nicaragüense de Derechos humanos (Cenidh), denunció en una conferencia de prensa el repentino citatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 19 =

Pin It on Pinterest