Violencia contra las mujeres le preocupa al asesor jurídico del Cenidh.

Por Marvin Miranda.
Juigalpa-Chontales.
Nicaragua ha tenido avances y retrocesos en materia de derechos humanos de las mujeres y uno de ellos fue la implementación de la ley 779, la que logró la tipicidad de nuevos delitos que no eran sancionadas por el marco jurídico vigente, así lo dijo el licenciado Denis Antonio Báez Orozco, asesor del Cenidh.

Estas declaraciones las ofreció el licenciado Báez Orozco, ante los constantes femicidios ocurridos en el país, ya que la ley en mención no permitía en un inicio las mediaciones y en la actualidad, con la reforma se estableció ese beneficio.

“Al inicio la 779 era fuerte, se aplicaba cero tolerancia a la violencia contra las mujeres, luego le aplicaron otra reforma, aumentando un poco la pena a los delitos sexuales y la disfrazaron, diciendo que no es femicidio si se ultima a una mujer cuando no existe una relación conyugal con el victimario”, explicó Báez Orozco.

Para el defensor de los derechos humanos, el gobierno está en la facultad de hacer reforma a la pena máxima de 30 años, establecida en el artículo 37 de la constitución política de Nicaragua, debido a que tiene a su favor la mayoría de los diputados.

La falta de aplicación de una política que vaya a favor de la protección de los derechos de las mujeres, es lo que ha permitido que incremente la violencia en contra de este sector poblacional, lo que ha empujado a parte de la ciudadanía a solicitar sanciones fuertes que no están en las leyes del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − ocho =

Pin It on Pinterest