Buena salud mental puede ayudar a prevenir accidentes de tránsito.

Por Mayra Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque las los accidentes de tránsito no han superado cifras de años anteriores y en este 2019 posiblemente se reduzcan los casos, los ocurridos en el departamento involucran a jóvenes lo que hace echarle una mirada psicológica a este problema social, identificar su influencia y cómo convertirlo en cambios.

La licenciada Dolores Ayala, psicóloga, en sus acostumbrados análisis señala que el sentido de irresponsabilidad de algunos conductores es lo que resalta en los accidentes y esto, tiene sus antecedentes en problemas de auto control, emociones no tratadas que luego se convierte en dificultades al razonar.

“Se ha hablado de educación y sensibilización, que no está mal, sin embargo debemos identificar que todo inició cuando las motocicletas u otro tipo de vehículos dejaron de ser una necesidad (medio de transporte), para convertirse en una vanidad, creen que manejar a altas velocidades o irrespetar las señales de tránsito está de moda”, resalta Ayala.

Y como estos patrones se desarrollan desde la infancia, criticó que los padres de familia permiten que desde niños sus hijos aprendan a manejar motocicletas, sin hablarles de la responsabilidad que eso conlleva y preparándoles caminos riesgosos.

“Las normas se hicieron porque son necesarias, no se hubiesen creado si no buscarán el bien común, entonces enseñémosles eso a nuestros niños y que los jóvenes y adultos entendamos que tras un volante no solo está en sus manos su vida, también el de otras personas y la pérdida de un ser querido es sumamente doloroso”, agrega la especialista.

El temperamento es otro claro influyente en la toma de decisiones y revela el estado emocional de las personas, por lo tanto en ninguna circunstancia estará de más la ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

Pin It on Pinterest