Nigeria y Reino Unido firman un acuerdo para combatir el terrorismo yihadista.

La primera ministra británica, Theresa May, firmó hoy, durante su visita a Nigeria, varios acuerdos de cooperación en seguridad y defensa con el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, para enfrentar el terrorismo yihadista en África Occidental.

“La cooperación en seguridad y defensa son pasos muy importantes para enfrentarse a (los grupos yihadistas) Boko Haram y el Estado Islámico en África Occidental”, dijo May durante una rueda de prensa en la capital nigeriana, segunda parada de su primera gira por África subsahariana, que comenzó el martes en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Los acuerdos, que incluyen un programa de educación de 16 millones de dólares dedicados a niños víctimas de la violencia, fueron alcanzados entre Buhari y May tras una reunión en la residencia presidencial. El noreste de Nigeria se enfrenta desde hace nueve años a la insurgencia de Boko Haram, que en lenguas locales significa “la educación no islámica es pecado” y que lucha por imponer un Estado de corte islámico.

El Gobierno británico y otros estados occidentales han dado asistencia a Nigeria para combatir la amenaza de Boko Haram y la del Estado Islámico en África Occidental, un grupo que actúa en el Sahel. La primera ministra también prometió que ayudará a Nigeria a recuperar sus bienes robados que se encuentran en Reino Unido, a pesar del proceso lento de recuperación.

“No vamos a quedarnos con nada que pertenezca al pueblo nigeriano, pero tenemos que seguir el proceso judicial, que es lento”, prometió May. Antes de irse de Nigeria y proseguir su gira, May visitará la ciudad de Lagos, núcleo económico del país y la ciudad más poblada del continente, para visitar a víctimas de trata y tráfico de personas.

Con esta gira subsahariana, con la que visita las economías más pujantes de la región, May busca oportunidades comerciales de cara al escenario posterior al “brexit” (salida del Reino Unido de la Unión Europea). En Sudáfrica, la primera ministra fue recibida por el presidente del país, Cyril Ramaphosa, con quien conversó para intensificar las relaciones bilaterales y prometió aumentar las relaciones con África hasta convertirse, para 2022, en el mayor inversor en el continente entre los países del G7 (grupo completado por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − ocho =

Pin It on Pinterest