Adolescentes y mujeres son los que más toman licor en Nicaragua.

En los últimos años en Nicaragua, al igual que en el resto de países del mundo, el consumo de alcohol entre las mujeres ha aumentado significativamente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), situación que los expertos en el tema, atribuyen a que actualmente las mujeres trabajan, tienen más poder adquisitivo, y están empoderadas.

“Hace veinte años la diferencia en el consumo de alcohol entre hombres y mujeres era enorme. Ahora debido a que la mujer está trabajando, tiene más acceso a la educación y contradictoriamente está saliendo más, y tiene más oportunidad de consumir, hace que el consumo sea similar”, explicó el profesor, Eric F. Wagner, del colegio Stempel de Salud Pública y Trabajo Social de la Universidad Internacional de la Florida, Estados Unidos.

Wagner, quien participó en el primer Simposio sobre Prevención y Uso del Alcohol en Adolescentes realizado en Managua, expuso la tendencia en el consumo de alcohol en el mundo, revelando que las damas y los adolescentes han aumentado la ingesta de bebidas etílicas, situación que en el caso de los menores, les afecta su desempeño a corto y a largo plazo.

“El consumo de alcohol en un adolescente es diferente al consumo de un adulto porque el adolescente consume mucho y muy rápido, mientras que el adulto mide más lo que va a consumir; entonces, tenemos adolescentes consumiendo grandes cantidades en una sola noche, eso les afecta de diferentes formas, en la parte física les daña el cerebro que está desarrollándose, a nivel social también tiene un impacto negativo y a nivel psicológico”, dijo Wagner.

De acuerdo con el especialista en Emergencias Médicas, Marcos Ulises Fonseca, el consumo de alcohol entre los adolescentes se está dando en edades más tempranas y que años atrás atendían a menores de 15 años y actualmente están llegando a emergencias médicas niños de hasta 12 años producto de una intoxicación etílica.

“Los muchachos están haciendo unas combinaciones raras y eso para nosotros como médicos nos impone un reto más grande a la hora de establecer el diagnóstico, porque ya no son cuadros típicos de una intoxicación aguda por alcohol. Ahora llegan al hospital con problemas cardiovasculares porque combinan cocaína, anfetaminas y otras, y eso pasa aquí en Nicaragua”, precisó el galeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + once =

Pin It on Pinterest