Pastoral Juvenil de la Parroquia Divino Niño presenta su plan de acciones.

Por Mayra Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Aunque constantemente se habla de la pastoral juvenil a nivel Diocesano y su papel en la fe, también en cada parroquia cumplen un papel protagónico, ese es el caso de los jóvenes organizados en la Parroquia Divino Niño de Juigalpa, cuya estructura está liderada por Miguel Incer Bermúdez y guiada por el Espíritu Santo, según dijo el mismo.

Inició diciendo que mantenerse en el grupo es un reto que disfruta, no solo él y sus miembros, sino al invitar a otros de su misma edad para que se acerquen a Dios pues en su mayoría, erróneamente creen que esta etapa es de fiestas, licor, cigarrillo, sexo y más. El proceso de mostrarle que se puede seguir a Dios sin dejar de ser jóvenes, lo llama servicio.

“Desde oficialmente se conformaron las primeras pastorales de este tipo en la Diócesis, sabía que no solo eran necesaria, sino que poco a poco deberían evolucionar con actividades, porque involucrarse es la forma más adecuada de motivar y predicar con el ejemplo. Además de confiar nuestra labor al Rey de Reyes, tenemos presente a nuestra Madre María”, expone.

Hasta el momento dice que son 20 los miembros activos, este año seguirán haciendo invitaciones a aquellos que reducen su compromiso solo a asistir a las eucaristías y a quienes conozcan que anden en vicios. Asimismo, agrega que les emoción este año mariano y aguardan en la fe de acrecentar el amor a la Madre de Dios.

“Como el resto de Ministerios nosotros necesitamos formación, establecer una mejor comunicación con Dios, detenernos y continuar con mayor fuerza, entonces seguramente nuestra sacerdote va ayudarnos a programar retiros o encuentros a lo interno”, añadió Incer Bermúdez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest