Pese a los ruidos de la reforma algunos productos alimenticios mantienen sus precios.

Por Mayra Mercedes Suarez.
Juigalpa-Chontales.
Con el mismo entusiasmo de siempre e informando que los precios de los granos básicos se mantienen, se encuentra David Calero comerciante en el Mercado Central de Juigalpa, tras iniciar una semana prometedora por el buen movimiento que han identificado.

David detalla que ha reducido la venta de perecederos y solo ofrece tomate a 14 córdobas la libra; por lo demás asegura que no hay cambios: el arroz se distribuye entre 11 y 16 córdobas (dependiendo de la calidad), el litro de aceite a chorro se comercia en 32, el maíz a 7, mientras el frijol a 15 y 16 la libra.

Posterior contó que el frijol soya, un producto de buena aceptación e importante en la dieta alimenticia, ha incrementado su valor a 25 córdobas. Asimismo mencionó que en el margen de ventas tampoco hay variación desde el año pasado, pues lo cerraron con una reducción de al menos el 40%.

Hizo referencia, por experiencia, que en esta temporada el consto de los granos básicos no sufrirá modificaciones pues la cosecha fue exitosa y hay producción para satisfacer la demanda, sin embargo, no descartó que las reformas fiscales afecten indirectamente cuando entren en vigencia.

“Se ha dicho que solo afectará a los grandes empresarios, pero lo cierto es que la perjudicada es la población; si hay productos que encarecen quien me abastece me los dará más caros y yo, con el pesar de mi alma también voy a hacer lo mismo, entonces los que tienen que arreglárselas son los consumidores”, opinó Calero.

Al finalizar también agregó que tiene dos trabajadores, si nota más reducción de las ventas, optará por dejar en el desempleo a uno de ellos. Luego mencionó que los distribuidores con los que trabaja no le han pronosticado afectaciones y mantiene las esperanzas en que la afluencia mantendrá el mismo nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest