Casa de la mujer fortalece el área de psicología para atender a las víctimas de violencia intrafamiliar.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Tras la poca existencia de organizaciones destinadas a la prevención de la violencia contra las mujeres, subsanando esas debilidades están el área de atención psicológica de la Casa de la Mujer-Juigalpa, cuyo espacio sigue siendo un lugar importante para el crecimiento de las féminas, que además de la salud mental, mantienen la lucha por sus derechos laborales y sociales.

La Asociación de Mujeres Nicaragüenses Luisa Amanda Espinoza que ahí se ubica, dispone de dos psicólogas dispuestas a colaborar sobre todo si las féminas cargan con traumas por violencia (que es lo más común), quienes de una forma sencilla brindan atención gratuita, sin embargo no parece suficiente ante el número de población femenina requiriendo este servicio.

Según la licenciada Gertrudis Flores, la Casa de la Mujer es más conocida por su variedad de cursos (con duración de un año que motivan a la dependencia económica), no obstante es imposible crecer laboralmente si la salud mental, de ellas o sus seres más cercanos, no lo permite.

“Las consecuencias psicológicas del abuso son en ocasiones más graves que sus efectos físicos. La experiencia de abuso continuo, daña la autoestima de las mujeres y aumenta el riesgo de una variedad de problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, suicidio, abuso de alcohol y drogas u otras formas angustia, por eso es importante la atención psicológica.”, recomendó Flores.

“No tiene que ser aquí, pero de alguna forma es importante no ignorar como nos estamos sintiendo psicológicamente y más cuando hay antecedentes de violencia”, apuntó la licenciada Gertrudis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest