Pese a la baja producción de leche, sus derivados tienen precios estables.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Las procesadoras locales de lácteos, afirmaron, que el precio del queso, la cuajada y la crema se mantienen estables a pesar que la producción de leche ha tenido cierta inestabilidad, ya que el clima ha sido irregular y los productores prefieren venderla a acopios.

En algunos puntos de Chontales, a ausencia de lluvias, ya comenzaron a mover el ganado a otros puntos y eso desestabiliza a quienes viven de la elaboración de queso o cuajadas. Lo bueno es que los precios coinciden entre las distintas vendedoras y no tienen mucha diferencia a los del mes pasado.

De acuerdo a doña Fidelina Lumbí, una de las populares vendedoras de lácteos en las ferias de la ciudad, la cuajada de libra se vende en 50 córdobas, pero también tienen precios módicos de 20, 30 y 40, el queso fresco alcanza los 45 y el ahumado 50, el quesillo a 70 y la libra de crema a 38, lo mejor es que de estos dos últimos productos, los clientes pueden adquirir media libra a costos más accesibles.

“La estabilidad en los precios de los lácteos ha sido de gran ayuda para mí, porque gracia a Dios se conservan los clientes. Eso nos obliga a mejorar y mantener la calidad del queso y la cuajada que no sólo en Juigalpa se consume, también en otros municipios de Chontales”, declaró.

Señaló, que están comprando el galón de leche entre 42 y 45 córdobas, considerando que es un precio aceptable, además adelantó que a finales de noviembre hay tendencia a que suba, pues una vez instalada la temporada seca se merma la producción del líquido blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest