Minsa inicia en Juigalpa a desarrollar el censo nutricional.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Peso y talla son los datos que se recopilan en el Censo Nutricional anual que ejecuta el Ministerio de Salud en el país, la inauguración fue este lunes y en Juigalpa la meta es recoger datos de unos 11 mil infantes entre 0 a 14 años.

Decenas de brigadas ya están distribuidos en el territorio municipal y aunque se servirán de Centro de Desarrollo infantil, preescolares regulares y comunitarios y escuelas primarias, también irán casa a casa; el formato que es propuesto por entidades internacionales, busca analizar y procesar la información para contrarrestar desnutrición u obesidad en los infantes.

“Está demostrado que la alimentación está relacionada con el buen desarrollo integral de los niños, tanto que luego interfiere en la juventud o adultez, aunque en años anteriores no hemos tenido datos alarmantes, nos preocupa que los desórdenes alimenticios sean tan comunes o que se les siga dando gaseosas y comidas si nada de valor nutricional”, refiere la directora del Minsa Local doctora Carla María Rothschuh Pérez.

Afirma que luego de procesar los datos se identifican a los infantes con riesgo a desnutrición y le dan un seguimiento mensual con el fin de recuperar el desarrollo del niño; agrega además que las principales causas de desórdenes alimenticios están relacionados al mal aprovechamiento de los recursos existentes, pues a veces prefieren comprar una gaseosa que hacer un refresco de naranja.

“Este es un tema serio, preocupante y de permanente cuidado, desde los padres de familia que son los primeros responsables de inculcar hábitos alimentarios, hasta los dueños de cafetines escolares, pueden haber decenas de programas pero de nada sirve si no somos conscientes”, alega la funcionaria.

Minsa inicia en Juigalpa a desarrollar el censo nutricional.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
Peso y talla son los datos que se recopilan en el Censo Nutricional anual que ejecuta el Ministerio de Salud en el país, la inauguración fue este lunes y en Juigalpa la meta es recoger datos de unos 11 mil infantes entre 0 a 14 años.

Decenas de brigadas ya están distribuidos en el territorio municipal y aunque se servirán de Centro de Desarrollo infantil, preescolares regulares y comunitarios y escuelas primarias, también irán casa a casa; el formato que es propuesto por entidades internacionales, busca analizar y procesar la información para contrarrestar desnutrición u obesidad en los infantes.

“Está demostrado que la alimentación está relacionada con el buen desarrollo integral de los niños, tanto que luego interfiere en la juventud o adultez, aunque en años anteriores no hemos tenido datos alarmantes, nos preocupa que los desórdenes alimenticios sean tan comunes o que se les siga dando gaseosas y comidas si nada de valor nutricional”, refiere la directora del Minsa Local doctora Carla María Rothschuh Pérez.

Afirma que luego de procesar los datos se identifican a los infantes con riesgo a desnutrición y le dan un seguimiento mensual con el fin de recuperar el desarrollo del niño; agrega además que las principales causas de desórdenes alimenticios están relacionados al mal aprovechamiento de los recursos existentes, pues a veces prefieren comprar una gaseosa que hacer un refresco de naranja.

“Este es un tema serio, preocupante y de permanente cuidado, desde los padres de familia que son los primeros responsables de inculcar hábitos alimentarios, hasta los dueños de cafetines escolares, pueden haber decenas de programas pero de nada sirve si no somos conscientes”, alega la funcionaria.

El censo se llevará a cabo durante marzo y por el momento las expectativas son positivas; de acuerdo a antecedentes cada año alcanzan la meta.

El censo se llevará a cabo durante marzo y por el momento las expectativas son positivas; de acuerdo a antecedentes cada año alcanzan la meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest