Fieles caminaron desde Las Lajitas hasta el santuario de Cuapa.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Juigalpa-Chontales.
La movilización de vehículos y promesantes que irrumpía el silencio del trayecto Las Lajitas-Cuapa, no se replicó este año; pero tampoco impidió que desde muy temprano pequeños grupos de peregrinos recorrieran la vía hasta el santuario, fieles a las promesas ofrecidas a la Virgen de Cuapa.

El grupo más grande era conformado por personas originarias de San Esteban, algunos peregrinaban por primera vez y otros, ni recuerdan cuando comenzaron la costumbre de caminar hasta el santuario. Meyling Campo Marín, fue una de las integrantes de ese grupo que en medio del cansancio, mencionó que esta vez llevaba hacia los pies de la imagen de la Virgen, plegarias para que se frenen los contagios del Covid-19.

“Aunque no haya actividades creímos conveniente ir al santuario, solo vamos a llegar, orar un rato y nos regresamos también con la intensión de no conglomerarnos. Es la primera vez pero mi fe mariana lleva más tiempo, creo fervientemente en estas apariciones y no dudo en pedir su intersección”, expone.

Don William González, por otra parte, dijo emocionado que tiene varios años de profesar su devoción a la Virgen por esa caminata, sobre todo cuando pidió su intercepción por su hija, quien luego de pasar por fuertes dificultades de salud se recuperó y hasta pudo acompañarlo en la peregrinación.

“Hay personas que no creen en estas apariciones o en María en general, solo pienso que es como no tener madre, que son huérfanos y se les respeta; los que sí creemos no podemos ser sordos a su mensaje y promesas, esa de que no deja solos a sus hijos entre las dificultades”; expresa.

Ambos mencionaron que han levantado altares en sus hogares y estarán pendientes a las transmisiones de la eucaristía solemne, que se realizará desde la Catedral de Juigalpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest