Don Miguel se protege para no ser víctima del coronavirus.

Radio Centro 870AM.
Desde que llegó la pandemia a Nicaragua, el vendedor ambulante Miguel Antonio Ríos Zamora, ha adoptado medidas higiénicas muy estrictas para evitar ser una víctima más del coronavirus y todos los días sale a trabajar con mascarilla, protector facial y en su bolsillo carga una botella de alcohol en líquido.

“Me aparto de los lugares donde hay gente que no guarda el distanciamiento físico y no ingreso a áreas que pongan en peligro mi vida, porque soy hipertenso y diabético, por eso, me estoy cuidando a cada instante, además, soy una persona que me encamino a la tercera edad”, dijo don Miguel Antonio.

Este vendedor ambulante calificó de mortal el coronavirus y en esa dirección, llamó a la ciudadanía a tomar medidas estrictas en los hogares para prevenir un contagio. “Todos debemos cuidarnos, todos debemos de implementar medidas que ayuden a desaparecer el Covid-19”, sugirió.

Para evitar los estragos de la pandemia en la humanidad, Ríos Zamora propone a la población cuidarnos un poco más e implementar cada orientación que den a conocer los profesionales de la salud, evitar las salidas innecesarias y permanecer en casa lo más que se pueda.

Miguel Antonio le sugirió a los funcionarios del Ministerio de Salud, desarrollar una jornada de fumigación casa a casa y eso permitirá bajar el nivel de infestación. Asimismo, la cantidad de pacientes bajaría significativamente. Para eso, se requiere de presupuesto y a lo mejor no lo tienen a disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest