Mujer reclama herencia sin respaldo legal.

Radio Centro 870AM.
Sólo un cuadro donde está plasmada una fotografía en la que aparece junto a su padre don Luis Morales, conserva la señora Jovita Díaz Morales, la que apareció éste martes 22 de septiembre reclamándole a sus sobrinos la herencia que le dejó su progenitor, que incluía, fincas, casas y ganado.

Díaz Morales vive en una casita ubicada en el barrio Loma Linda, de Juigalpa y decidió romper el silencio, después que su sobrino Federico Tablada, le suspendió la ayuda de 300 córdobas que le entregaba semanalmente, luego que ella procedió a reclamar lo que le pertenece, además, ya no le pagan los servicios básicos.

“Yo le reclamé a (Federico) la herencia que me había dejado mi hermana (La Conchita) y mi padre don (Luis Morales), pero se molestó y decidió suspenderme la ayuda que me daba, ahora, no sé cómo voy a pagar lo que saqué en la pulpería de mi cuadra”, declaró la señora Díaz Morales, la que sobrevive por la voluntad de Dios.

Doña Jovita vive en una casita que está a punto de caerle encima, cada que llueve el agua entra al inmueble como Pedro por su casa, de igual manera, está enferma y con deudas, por eso, le reclama a sus sobrinos la herencia que le dejó su hermana y el señor Luis Morales.

Como medio responsable, buscamos la versión de Federico Tablada y nos informaron que no se encontraba, ni su hermano José Luis, pero nos comunicaron vía telefónica con su abogado, el licenciado Javier García, quien negó lo dicho por la señora Jovita.

“Vino a mi oficina un abogado a preguntar sobre la herencia de la (Jovita), yo lo remití al registro de la propiedad, sacó una copia del testamento y al final se enteró que su clienta no aparece en el testamento, sin embargo, ahora, quieren generar opinión desde los medios de comunicación”, manifestó el licenciado García.

Pese a lo dicho, la señora Díaz Morales se aferra a la promesa de su padre y hermana (ambos difuntos) que ella fue incluida en el testamento, a pesar que en reiteradas ocasiones sus sobrinos la bloquearon cuando pretendía conversar con su padre, que a la vez era el abuelo de los hermanos Tablada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest